Blogia
palabrasdeacceso

¡¡Cuando hablar es delito!!

¡¡Cuando hablar es delito!!

Una de las cualidades por las que se caracteriza el mundo occidental es la libertad de expresión. Cosa por la que, provablemente, le podríamos cualificar como la "beatitud" de cualquier periodista. 

Pero nos preguntamos ante tal situación: ¿por qué la libertad de expresión no se puede extendir hasta abarcar todos los estados del mundo como igual?. La supuesta democracia por la que se cualifican algunos países puede verse dañada ante la situación de represión diaria y constante a los periodistas en tales países. 

Parece que los líderes de determinados regímenes han tomado la moraleja de la revolución francesa. Parece que los líderes de determinados países, líderes que parecen prácticamente inabdicables, temen realmente a la fuerza popular inactiva por la que pretenden reforzar el control a la información cesando así las palabras que se difunden en la población y que pueden resultar un peligro para el poder vigente. 

Un ejemplo de ello lo podríamos encontrar en el reinado alauista donde prácticamente cualquier palabra que dañe la imágen del gran "sultán islamista", el cualificado como santo impecable. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres